Kintsugi 金継ぎ: el arte de la reparación. Propuesta para estudiantes privados de libertad.

En nuestros encuentros con los estudiantes privados de libertad estamos leyendo Hamlet. Ya terminamos el Acto I y ahora vamos por el Acto II, el de las dudas, el de las manifestaciones de heridas por reparar y palabras por decir. Por eso, antes de llegar al Acto III, donde atravesaremos el monólogo de “Ser o no ser…” voy a compartir este concepto japonés. Luego compartiré qué sucedió con la propuesta.

Kintsugi 金継ぎ: el arte de la reparación

Cuando los japoneses reparan objetos rotos, rellenan la zona dañada con oro. Creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso.
El arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, se llama Kintsugi 金継ぎ. El resultado es que la cerámica no solo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza. En lugar de considerar que el objeto pierde valor, al reparar la cerámica se crea una sensación de una nueva vitalidad, repararlo también es un arte de agradecimiento porque se rompe quien hace, se quiebra quien se entrega. La prueba de la fragilidad de estos objetos y de su capacidad de recuperarse son lo que los hace bellos.
Al igual que las vasijas reparadas gracias al Kintsugi, el corazón y los sentimientos pueden ser reparados para ser cada vez más fuertes. Es por eso que el Kintsugi se ha relacionado con la capacidad que tiene el ser humano para superar situaciones complejas y fortalecerse mientras esto sucede. De esta manera, cada persona se convierte en su artesano y logra restaurarse para ser más fuerte y tener una belleza interior más profunda.
Ahora, llevemos esta imagen al mundo del contacto con los seres que amamos y que, a veces, lastimamos o nos lastiman. ¿Qué hacemos cada uno de nosotros con nuestras grietas y con las grietas de quienes hoy se sienten ROTOS?

Propuesta de trabajo
Por favor, realiza entonces una de estas dos actividades: 1) escribe una lista de acciones que te parezcan tan reparadoras como los hilos de oro en otros seres y en vos mismo. Esa lista, en sí misma, será TU POEMA.
2) Sobre la grieta simbólica de la cartulina, escribe las palabras, situaciones que te rompan, te hieran, te fracturen por dentro. A ese texto nadie lo leerá, salvo vos. Luego, REPARÁ esa herida pegando sobre ella las palabras o acciones que escribas en los papelitos pequeños que repartimos en sobres: palabras que sanan, salvan, curan, reparan, alivian y acompañan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s