El Memoriazo: Una red intercolegial que optimiza los recursos de la tecnología educativa en acciones en torno al 24 de marzo.

Artículo escrito en colaboración junto a Candela San Román y Verónica Zorzano.

El 24 de marzo encuentra a estudiantes y docentes en la conmemoración de acontecimientos vividos por algunos e imaginados por otros.  Suele ser una fecha en torno a la cual empezamos a conocernos con los nuevos grupos de estudiantes, ya que casi recién arrancamos las clases.  Muchos docentes inauguramos nuestras primeras salidas con los cursos a la ex Esma, al Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, a Centros Clandestinos de Detención. Inicia el año escolar y señala la manera en la que habremos de aprender y enseñar.

Este año, mientras planificábamos un 24 diferente, advertimos que varias docentes con las que compartimos otros proyectos pedagógicos estaban en nuestra misma línea de acción pero en escuelas, colegios, terciarios, universidades diferentes. Entonces nos preguntamos, ¿por qué no trabajar en red? ¿Por qué no formar parte de un movimiento de acciones en torno a la Memoria que superara los límites del espacio de las aulas y de cada colegio? Y así lo soñamos y así lo estamos haciendo.

Tenemos todo a nuestro favor: ambientes de alta disposición tecnológica, experiencia en trabajar de manera colaborativa, formamos parte de equipos interdisciplinarios que están trabajando conectados dentro de cada una de las escuelas, documentamos en redes sociales y blogs prácticas performativas para compartir, co-crear y revivir. Ahora la propuesta es unir a todas las instituciones educativas en red, crear y sostener lugares de encuentro virtuales y hacer propuestas pedagógicas en torno a la Memoria para inventar además nuevos recursos didácticos que sirvan de disparador para resignificarlos en relación con otros conceptos que atraviesan nuestra identidad y nuestra historia.  La Memoria colectiva sólo puede ser reflexionada, retratada y explicada en comunidad, no es posible que un sujeto explique a muchos otros de qué se trata. El concepto de Memoria debe concebirse entre muchos entre todos, por eso la pensamos como una moneda que tiene dos caras: recuerdo y olvido. El concepto de memoria contiene también el olvido, lo guardado, lo escondido. Así también el proceso de recordar, de volver a la memoria momentos dolorosos es complejo. Muchos recuerdos de la historia colectiva suelen  estar teñidos de experiencias individuales que a veces no son del todo nítidas, tienen agregados, se mezclan con otros discursos, otras imágenes, con los miedos, las angustias, el remordimiento por lo que no hicimos y pudimos haber hecho, las excusas, el dolor de lo perdido, las voces de los discursos sociales de una u otra ideología. Por eso construir una memoria colectiva implica construir una subjetividad colectiva que solo puede lograrse a través de la cooperación y el intercambio.

Así nos lanzamos a un proyecto en red para construir juntos un concepto de Memoria que intervenga en el presente, una memoria que camine, que fluya con sangre creativa, que se plasme en acciones comunitarias, que nos incluya a todos, que nos interpele constantemente, que cree tensiones para transformar conductas, para aclarar recuerdos, para comprender la historia y el presente. Las redes nos unen y nos potencian con sus infinitos recursos y su plasticidad, porque se acomodan  a las necesidades constantemente. Así pensamos la educación los docentes del siglo XXI fluyendo, fluctuando y reinventándose desde un devenir inacabado, a partir de una retrospección que se traduzca en una crítica constante para reajustar o volver a imaginar lo que no resulta. El intercambio debe ser constante y sostenido y la discusión un modo de construcción para la transformación, una discusión que se va marcando objetivos, horizontes, paradigmas y por supuesto infinitas utopías. Las pedagogías en acción no se quedan quietas, no se definen en conceptos estancos, son una búsqueda constante y se construyen sobre la base de miles de preguntas.

Génesis de El Memoriazo

Viernes 24 de febrero se abre un grupo de Whatsapp para comenzar a sumar docentes y comentarles la propuesta. De manera simultánea se abre un evento el Facebook, un documento en Google Docs y comienza a editarse un mapa de google en el que cada miembro de esta comunidad marca su geolocalización. Un hashtag en twitter (#ElMemoriazo) grita

 

Estamos trabajando desde una pedagogía en red. Construimos acciones sostenidas en el tiempo. Redes, no paredes

#Elmemoriazo es Intercolegial, colaborativo, autoconvocado, autogestivo, creativo, virtual y bien real

El trabajo en red ponen en jaque las arquitecturas punitivas escolares, nuevas pedagogías, nuevas arquitecturas

Convoquemos prácticas disruptivas de creación colectiva

#ElMemoriazo  trata de fronteras transgredidas, de fusiones poderosas y de posibilidades peligrosas

#ElMemoriazo Sumate a este movimiento de docentes que necesitamos trabajar unidos la Memoria. #NuncaMasSeparados

¡Los invitamos a unirse al Memoriazo ! ¡Un evento pedagógico sin precedentes!

Es así como empezamos a entramar una lista que crece de instituciones educativas de todo el país para trabajar la Memoria. Estudiantes de inicial, primaria, terciarios, universidades y docentes de todo el país haciendo uso de todos los recursos que nos proporcionan las nuevas tecnologías para compartir materiales pedagógicos y crear nuevos modos de interacción para la acción a través de expresiones de arte.

Creamos el link de perfil de Facebook, el evento, las invitaciones para unirse al grupo de Whatsapp, inauguramos un tablero Padlet para compartir recursos para el aula, creamos la cartografía de El Memoriazo en un google maps y un documento que se elabora hasta el día de hoy en forma colectiva.

Nos grabamos y viralizamos por las redes diciendo en 45 segundos nuestra postura, nuestra convicción del significado de Memoria en un contexto en donde muchas voces pedían desde diversos medios de comunicación que en las escuelas se narrara “la historia completa” poniendo de nuevo sobre la mesa “memorias en pugna” como la que propone la teoría de los dos demonios o la llamada “guerra sucia”. Hicimos códigos QR, videos, gif, spots y grabaciones que circularon entre colegas, estudiantes y organizaciones políticas.

La convergencia no se limita únicamente a la interconexión de las plataformas y las tecnologías utilizadas. Se trata más bien -y profundamente- de un proceso de transformación en la comunidad de docentes y estudiantes, pero también más allá de estas. Este proceso nos muestra las nuevas posibilidades de acción y participación de los docentes en relación al 24 de marzo. Posibilidades ampliadas gracias a las tecnologías digitales.

A la vez, el Memoriazo colabora en procesos de alfabetización digital de muchos colegas, al participar de los diferentes espacios y plataformas que, quizá, no utilizaron antes. Se tejen lazos que andamian los usos del hashtag, del código QR, de la edición del mapa y el documento de texto. Nadie necesita ser experto en TIC o realizar un curso previo para participar, son la voluntad y el deseo profundos de sumarse, los que hacen que se apropien y desarrollen habilidades digitales.

De tal manera los docentes empezaron a sumarse, a convertirse en administradores de los grupos y a invitar y hacer intervenir a más colegas, así el grupo de whatsapp colapsaba y debimos empezar a realizar intercambios por otros espacios. Abrimos un perfil de facebook en el que pronto se sumaron amigos y desde allí grupos para organizar actividades de acuerdo a las diferentes propuestas que iban surgiendo: Siluetazo, Literatura de Cordel, Freestyle por la memoria, Barrileteada por la memoria, Bibliocausto y libros prohibidos, Negacionismo y posverdad, entre otros. Todo se empezó a compartir allí y a replicar en las demás redes.

Comprendimos que las posibilidades son infinitas, que la confluencia nos iba retroalimentando y que muchos docentes trabajamos en lo mismo y solemos sentirnos aislados. Dicho entendimiento nos obliga a armar equipos de trabajo, parejas, tríos pedagógicos, imaginar estrategias de acción que generen un deseo feliz de construcción de sentidos.

¿Se termina el 24 de marzo? De ninguna manera, en este presente continuamos y sumamos luchas, procesos de construcción pedagógica, seguimos sumando historias y memoria de DDHH arrebatados y restituidos en procesos históricos que siguen hasta hoy.

Siempre estará abierto, buscanos en Facebook y unite. Hay mucho aún por transformar, descubrir y compartir.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s